La ralentización de la economía ha influido en el aumento del hambre en América Latina y el Caribe, donde afectaba al 6.3 por ciento de la población en 2014 y al 6.6 por ciento en 2016, lo que suma 42.5 millones de personas.

Ver: Aumenta el hambre en Latinoamérica por estancamiento de la economía | El Nuevo Herald